Estrategias de inversión

 

Estrategias de inversión hay miles, o quizás infinitas, pero todas tienen en común que hay un conjunto de normas, procedimientos, reglas con el fin de seleccionar y crear una cartera de valores. Podemos definir una cartera de valores como el conjunto de activos en los que se invierte. Una cartera de valores, en la que los productos financieros se encuentren bien diversificados es una de las claves para lograr una inversión rentable, pero que a la vez sea segura. Recuerda que una de las reglas básicas de todo inversor es no jugar con el dinero que no puede permitirse perder.

Cuando creamos una estrategia hay que tener siempre en cuenta dos puntos importantes: el riesgo de inversión y la posibilidad del retorno de inversión, tanto máxima como mínima. Algunas estrategias se centran demasiado en minimizar el riesgo en pos de tener menor retorno, como todo hay ventajas y desventajas. Por ejemplo, una estrategia conservadora siempre mirará al largo plazo. Esto no es algo malo per sé, de hecho, el mayor inversor del mundo (Warren Buffet) es la estrategia que adopta, no obstante, tiene un peligro: que el dinero se inmoviliza lo que nos puede provocar problemas de falta de liquidez en el largo o medio plazo. Además, hay que tener en cuenta que el inversor novato siempre prefiere el corto plazo ya que es mucho más agradecido.

En primer lugar, es mucho más agradecido porque ves en directo cómo trabaja el dinero por ti. Si tienes beneficios los tendrás en apenas una hora. En segundo lugar, generalmente, las operaciones suelen tener un riesgo mayor por lo que el retorno de inversión también lo es. Por el contrario, estas estrategias de inversión son más dadas a las pérdidas, ya que el riesgo es mayor. No obstante, en esta web te ayudaremos a crear estrategias para minimizar el riesgo. De esta forma, podrás jugar en la bolsa o en el mercado que elijas con una sensación de inseguridad mucho menor.

Seguir una guía para invertir es buena forma de ir aprendiendo y conociendo las diferentes maneras de realizar estas estrategias en cada sector, por ejemplo, te darás cuenta de que, para ser un experto en bolsa, no hace falta llegar a ser el mejor asesor bursátil, pero sí uno bastante bueno que consigue grandes sumas de dinero, ya que muchas tácticas de inversión son bastante fáciles de seguir, pero otras necesitan bastante experiencia y formación.

Además, tienes que tener en cuenta que, en este campo, que es tan técnico, siempre vas a necesitar aprender ya que conceptos como el ROI, los stop&loss y otros son poco intuitivos, por lo que no vas a poderlos aprender de forma autodidacta. Otro de los problemas que tienen las personas que se dejan guiar por sus propias enseñanzas y no por las de un tercero es que carecen de un método. En un mundo como el financiero en el que tiene tanta importancia el mundo de las matemáticas y la probabilidad carecer de un método científico basado en el análisis y en el acierto y error es un auténtico suicidio. De hecho, si te vas a dejar guiar por tu intuición y no por la racionalidad mejor ábrete una cuenta de simulación y apuesta dinero virtual, pero deja el mundo de la inversión a los que tienen cabeza.

 

¿Qué tipos de inversiones financieras existen?

 

Existen diferentes opciones a la hora de invertir, te quiero mostrar las principales formas financieras:

 

  • Acciones:

Las acciones son las partes alícuotas de una sociedad, que puede ser anónima o comanditarias por acciones, esto es, el valor que representa la división del capital social de las mismas. No obstante, hay que señalar que las acciones pueden anotarse tanto en títulos valor como en anotaciones en cuenta, a diferencia de las participaciones. Las acciones son un valor que tiene que ver con la confianza del inversor en la solidez de la economía, por lo que a la hora de invertir no solo hay que fijarse en el valor real de la empresa sino en la certidumbre del mercado.

 

  • Índices de Bolsa:

Representan el promedio calculado de una determinada serie de acciones de diferentes compañías que representan un mercado concreto. Son un gran punto de referencia para medir el éxito de medios de inversión, como pueden ser los fondos o las acciones.

 

  • Divisas:

Representan las diferentes monedas que existen en el mundo, no obstante, podríamos ampliar la definición a las criptomonedas, como el Bitcoin o el Ethereum.

 

  • Metales:

Como el oro, el cual siempre ha sido el resguardo de los inversores en época de crisis al ser uno de los valores más seguros que existen.

 

  • Materias Primas:

Entre ellas podemos destacar el café, que es un activo que presenta una gran solidez y la que prefieren analistas de medio como XTB.

 

  • Energía:

Destacando como no el petróleo y gas natural. Es un mercado volátil ya que depende de la situación geopolítica del Oriente Medio y del Norte de África, la cual suele ser muy convulsa.

 

  • Bienes Inmobiliarios:

Una de las inversiones más antiguas y que acuñó el término de rentista, es decir, el inversor que vive sin trabajar, es decir, que obtiene ingresos pasivos.

 

  • Bonos:

El principal es el bono del Estado, no obstante, es el que menos rentabilidad otorga al ser el más seguro de todos ellos. No obstante, la crisis económica en el caso de Grecia y Portugal nos demostró que esta afirmación no siempre es cierta.

Los bonos también pueden ser emitidos por entidades privadas con la peculiaridad de que estas siempre tienen que ofrecer un tipo de interés más alto que el del Estado. Esto se debe a que, como la inversión más segura es la del Estado, tienen que ofrecer algo más que la entidad pública para atraer a los inversores, por lo que ofrecen un mayor retorno.

 

  • Renta Fija de Corto Plazo:

Normalmente son ofertados por las entidades bancarias y son productos de bajo riesgo, es decir, para un perfil conservador.

 

  • Inversiones Alternativas:

Como pueden ser las criptomonedas. Depende de qué tipo de inversión se trate el riesgo será mayor o menor.

 

  • Depósitos Monetarios:

De todas, la opción más desconocida por el inversor novato.

En cada una de estas posibles opciones hay estrategias que podríamos seguir, aunque repetimos que muchas son complejas y es necesario tener conocimientos específicos para realizar las estrategias de inversión.

 

Existen otros tipos de categorización como puede ser por tiempo:

 

Inversiones a largo plazo:

Este tipo de inversión se lleva a cabo con la intención de realizar una adquisición que dará una mayor rentabilidad a largo plazo, invirtiendo una suma de dinero elevada que pueda dar en un futuro mayor beneficio que otras opciones.

El problema, como hemos señalado de esta opción es que nadie puede prever lo que va a suceder dentro de 10 años, si ya nos cuesta prever lo que va a ocurrir dentro de 6 meses, imagínate en 10.

No obstante, una de las estrategias que mejores resultados han dado es la de comprar acciones de una compañía cuyo valor real es superior al valor que le otorga la acción y esperar hasta que el mercado los equilibre. De esta manera, podrás ganar mucho dinero en el largo plazo.

 

Inversiones a medio plazo:

Digamos que, como el nombre indica, se encuentra a medio camino entre adquisiciones que dan resultados a largo plazo y entre otras de corto plazo. Suelen ser las que están entre un riesgo intermedio, y un beneficio medio. Son opciones en las que el que destaca es el perfil medio, aquella persona que no quiere esperar diez años para ver el retorno de su inversión, pero tampoco quiere que su dinero se encuentre en un porcentaje elevado de riesgo.

 

Inversiones a corto plazo:

Son las que mayor beneficio dan en el menor tiempo posible, el riesgo suele ser elevado, aunque para muchos la rapidez lo es todo, sobre todo para el inversor que acaba de empezar y quiere ver como empieza a ganar algo de dinero. Existen algunas opciones dentro de este rango que disminuyen el riesgo, pero el beneficio puede ser ínfimo.

He estado siguiendo las recomendaciones en algunas áreas financieras que tratais y algunos consejos son realmente útiles, sobre todo para no cometer errores de novatos en las primeras inversiones.

Jose Perz

Inversiones Financieras, Autonomo

Llevo varios años invirtiendo en binarias, y la verdad es que es un mundo amplio, algo complejo de entender, pero que da resultados si se siguen consejos como los de esta comunidad en cuanto a estrategias de inversión.

Laura Sanchez

Opciones binarias, Autonoma

¿Cuales son las inversiones financieras más importantes?

Bajo nuestra opinión creemos que estas son las inversiones que aportan o dan mejores resultados.

 

Mercado monetario: 

Son un claro ejemplo de las inversiones a corto plazo, con operaciones desde 1 día hasta 18 meses. El riesgo es más reducido, ya que sus participantes suelen ser entidades financieras o empresas industriales, y la liquidez de los activos según lo negocies. Es un mercado al por mayor con gran flexibilidad y capacidad de innovación financiera.

 

Los bonos:

Pueden ser tanto por entidades privadas como de gobierno. Este tipo de instrumentos financieros la mayoría de las veces están recomendados para negociaciones a plazos medios o largos. Suelen realizarse como una posibilidad de obtener con grandes probabilidades obtener beneficios por medio de una deuda gubernamental o compañía privada. Algunos ejemplos de bonos son bono canjeable, convertible, bono cupón cero, bonos del estado, strips, etc.

 

Mercado forex:

Realizar operaciones financieras en el mercado de divisas cada vez es más seguro puesto que realizar predicciones sobre una moneda puede derivar en unas ganancias cuantiosas. Es un mercado inestable pero una buena opción para invertir por el alto nivel de ganancias que se puede desarrollar. Podríamos enmarcarla dentro de las estrategias inversoras centradas en el corto plazo, ya que el valor de una divisa puede variar en apenas segundos.

 

Futuros y opciones binarias:

Un mercado en pleno crecimiento ya que se desarrollan a corto plazo con múltiples posibilidades de inversiones financieras. Cierto es que tienen bastante riesgo y un alto porcentaje fracasa.

¿Necesitas ayuda en tus finanzas?

9 + 5 =